viernes, septiembre 05, 2008

Fotos y unas cuantas historias...

De mi pasado post Que el cielo no existe? ja! les debía algunas fotos. A petición del público, ahí van!


Playa de Trindade (Brasil), muy cerca al colonial pueblo de Paraty



Bahía de Ilha Grande



Esta es una especie de piscina natural luego de recorrer una selva al final de la playa de Trindade. Los bancos de peces de mil colores son divinos. Si ven al tipo ahí en la roca? pues la siguiente es el zoom del garoto...


Que delicia de garoto! y eso que no le pude tomar la foto de cuerpo entero... estaba con un speedo tan provocativo!


Rocas gigantes y un mar super "picado" también en Trindade.



Los contrastes de las rocas, el mar y la selva crean un paisaje tan subliminal, surreal, en el que solo te queda meditar, olvidar, sanar...


Ah! Me acordé de una historia. En Paraty me encontré a una argentina que leía las cartas. Yo soy muy dado a algunas de estas artes quirománticas porque cuando adolescente estuve muy cerca de un amigo que no me dejo en la superficialidad de lo que significó la "nueva era", sino que me metió en el cuento de la Magia/Ciencia Oculta. Bueno, eso es arena de otro costal, pero a lo que voy, es que me gustan esas vainas y llego hasta creerlas. Me senté y empezó a leer las cartas; dijo que el viaje que estaba haciendo no solo tenía como motivo un desprendimiento de cosas que me estaban atormentando sentimentalmente, físicamente, emotivamente, profesionalmente (creo yo que se refería a Oscar y a mi trabajo), que con el viaje tenía que reencontrar mi espiritualidad... Y pues como ven, con los aventuras en los paisajes que mas o menos les he alcanzado a mostrar, qué espíritu no se reconforta y vuelve a encontrar un horizonte. Al final de la lectura, se quedó mirando mi pulsera (regalo de aniversario con Oscar de mi mejor amiga) y me dijo que tenía tanta energía relacionada con mis problemas que debía botarla. No desaproveche la oportunidad y cual Rose del Titanic la tiré en la bahía de Ilha Grande... Suena muy culo y todo, pero allá, en el fondo del mar, quedó ahogado Oscar con todo el dolor que me hizo, con todo lo que me robó de mi ser, con todas las cosas que le entregué y no supo aprovechar....

Paso ahora a La Paz. En una de sus plazas me encontré con una manisfestación que apoyaba a Evo. El ambiente estaba un poco caldeado con todas las reformas que este social populista quiere imponer a costa de cualquier espejismo de ilegalidad y soberanía democrática (a propósito, me tocó cancelar varios planes turísticos en Bolivia porque los bloqueos fueron masivos en casi todas las carreteras del país). Me causó muchísima curiosidad que la marcha fuera de pobres indígenas ancianos. Deja mucho qué pensar... Cuál es el verdadero apoyo a Evo? Bueno, no estoy muy enterado de la situación por lo que me quedo únicamente con las impresiones. La marcha fue también una oportunidad única para deleitarme con los mil colores de los vestidos de las indígenas, fíjense ustedes.












Bueno, estaré editando más fotos para seguir contándoles con imágenes.

3 comentarios:

Akira dijo...

Ta bueno.....

Saludos

Monchis dijo...

Hola Tavo,

Las fotos de Trindade, son muy similares al Parque Tayrona acá en Colombia, muy bonitas además me alegra que hubieras podido ahogar algunos fantasmas del pasado.

En cuanto a Bolivia, por acá se oyen las noticias, aunque desafortunadamente es un país al que poca atención e importancia de le da.

Saludos,

Anónimo dijo...

me contenta que hayas botado todas tus energias relacionadas con todos tus poblemas, no estaria de mas eliminar el blog tatodemios... cuidate mucho y me contenta que estes muy bien... mucha suerte