lunes, junio 01, 2009

¿Cuál sistema?

Gustavo miraba insistentemente su celular para saber cuántos minutos le quedaban para que la llamada que debía hacer para posponer la cita, estuviera en un rango de decencia formal sin rayar en el irrespeto. Cosa que detesta es que le cancelen una cita faltando 5 o 10 minutos.

El tiempo límite llegó; faltaban 30 minutos para las 4 de la tarde y aún debía recorrer casi 50 cuadras en medio de un trancón descomunal gracias a una Avenida El Dorado que se está metamorfoseando a Transmilenio. Gustavo le pidió al taxista que bajara la música del radio, marcó en su celular el número de Juanita; a ella le pareció que podían correr la cita en 1 hora. A Gustavo le quedaba esa hora y 30 largos minutos para salir de aquella serpenteante culebra de carros, buses y motos. Aburrido y cansado de una música popular ensordecedora, cuando pasaba por la portería de la Universidad Nacional, decidió, sin pensarlo, abandonar el taxi. Su decisión no premeditada lo llevaría a vivir una tormenta de emociones entremezclada con mil recuerdos:

No fue sino subir el primer escalón del puente peatonal sobre la Avenida El Dorado cuando sus recuerdos empezaron a revivir insistentemente. Las muchas arengas grafiteadas de un socialismo paupérrimo lo devolvieron inmediatamente 4 o 5 años atrás. Muy seguramente, para esa época, a Gustavo se le revolvían en la cabeza integrales de límites definidos, matrices vectoriales de estructuras y una que otra fantasía recreada con los trabajos de sus estudiantes de artes que estaba asesorando. Ahora, se preocupaba en cómo ser feliz buscando una tranquilidad económica, social, familiar y afectiva…

Se reía calladamente cuando recordó cómo alcanzó a participar en algunas manifestaciones de “igualdad y libertad social”, cómo con algunos gestos –no vayan a creer que alguna vez echó piedra o pregonó a grito herido consignas absurdas- repudió una supuesta maquinaria política y un supuesto sistema capitalista irracional excluyente, cómo buscó un aire de irreverente aprovechando esta situación frente a su familia…

Se reía cuando recordó a muchos de sus compañeros que sí estaban metidos en cuentos de una más que alegórica beligerancia y que ahora en sus facebooks tienen fotos rimbombantes de sus carros, de sus viajes, de su familia en el apartamento nuevo, de la celebración en un bar cuco…

Se seguía riendo cuando al pasar por su facultad se encontró con un gigante edificio de corte contemporáneo con un gran título en letras plateadas, completamente limpio: EDIFICIO DE CIENCIA Y TECNOLOGÍA LUIS CARLOS SARMIENTO ANGULO y más aún cuando en la plaza de al frente se encontró con un grupo de estudiantes tomando Coca Cola, fumando Marlboro y hablando de Star Trek…

No es que Gustavo se haya reído de cómo cambian los tiempos, sino de la ironía que los ha siempre acompañado.

Cuando ya salía de la Universidad, decide llevar el paso de una pareja de estudiantes para chismosear su conversación: Puta, mis viejos no tienen un peso para pagar los 200.000 pesos de la matrícula, me va a tocar aplazar el semestre. Su pensamiento se desvió y absurdamente empezó a sacar las cuentas de todo lo que podía costar lo que en ese momento llevaba en ropa y enceres: podía casi pagarle la carrera a ese tipo. Gustavo aceleró el paso porque ya eran casi las 5 de la tarde y le esperaba la cita pospuesta donde podía hacerse a una muy buena plata.

Salió de la Universidad Nacional y dándole la espalda le quedó en la cabeza la idea de que todos somos parte del sistema… Pasaron solo unos cuantos segundos y soltó una carcajada descomunal cuando se preguntó a cuál sistema será.

Notas al Pie

-- En honor y gesto de agradecimiento a mis queridos lectores: Sr. Akira, es cierto, puede estar de lo más cercano a la realidad, quisiera acompañar a Charles Francis Xavier en sus lecturas mentales "ubicuadas" de gente normal en un café para ver cuántas historias cómicamente se entrelazan, mil gracias por tus siempre deseados elogios. Sr. Sixpence, bueno, espero poder dar más, seguiré paseando por ahí con el ánimo de proveerlos (espero) de buenas historias. Sr. Lemon, sí, la frase quería que entrelazara las historias aunque los lugares de Bogotá son un escenario casi sin cambio para éstas; espero que la próxima vez te gusten mis letras. Sr. Joker, como siempre todo un honor tus inesperados comentarios y que dicha poder conocer aquellas historias y develar tus dudas. Sr. Dark, bueno esa era la idea, hacer un buen sancocho, la próxima vez espero que con otros ingredientes te relamas. Mi queridísimo Sr. Potter, me encantó eso de la faceta fértil, algo extraño en mí está pasando y creo que mi estilo asumido (que es una cadencia dodecafónica palabral entre historia, narración y cuento) se me ha adherido de tal forma y he tenido tan buena recepción por parte de ustedes, que espero seguir deleitando; lástima que mi tiempo se ha acortado más porque mis letras están felizmente jugando a las escondidas… Sr. Tnf25, me alegro tanto que le haya gustado tanto. Sr. D. mil gracias por tu extraordinario; gracias también por valorar el trabajo gráfico que eso era lo que quería, transportar al lector escogiendo de pronto un papel personificándolo. Mi Sr. Milo, animal grande al que le siento los pasos es a Depeche Mode no? Sr. Monchis, si, ciudad mágica de andares pasados por drama, suspenso, romanticismo. Sr. Jako, gracias por sentir algo que siempre me preocupo por generar: intriga. Mi Sr. Alejandrojohn40, como siempre tus elogios sonrojan, me alegro que valores de tal forma mis palabras; qué mejor premio mayor que contar con comentarios como los tuyos en los que no sólo se exaltas las letras sino te vas a un análisis sentipasioromancesco sabroso. Sr. George, qué buena descripción “En sentido de lo irreal visto en la realidad” excelente; gracias por fijarte en el título, con lo que en primer lugar quiero crear la intriga de la que habla el Sr. Jako. A todos mil y mil gracias, una venia tan pronunciada que casi les beso los pies.

- Me pregunto qué tendrán los finales de Mayo y todos los Junios para que sean tan chéveres. Me llenan siempre tanto de INTERÉS.

12 comentarios:

El Joker dijo...

Pues a mi me da es como dolor de carnes al pasar por el mercado persa de mi amada UN.

Mas capitalistas no se ha podido convertir, sin embargo ahi estan los miiiiiismos graffitis de toda la vida.

Me hiciste recordar de mi saga de peliculas favorita...soloq ue no lo digo para no quedar mas paranoide de loq ue ya aparento jajajaja.

Mayo y Junio tienen sol... y eso le despiertala creatividad y la calidad a todos mi estimado Dr Puntila.

Aki®a dijo...

El sistema... asi como en 1984... pero es que... uno no escoge el sistema, sino que se ve obligado a ser parte de alguno...

Muy buena historia, me senti identificado porque yo tambien asocio cada calle o lugar de esta ciudad con algun evento del pasado, en Bogotá eso es inevitable, imposible no recordar cuando caminas por sus aceras, es una estructura viva que habla sin hablar y que por mas que queramos termina devorandonos..

Genial mi señor Nausicaa.

Monchis dijo...

Hola Tavo,

Ya lo decían los grandes pensadores: El hombre que a los 20 no es comunista es porque no le corre sangre en las venas.... si al cumplir los cuarenta lo sigue siendo es un pendejo y nuca saldrá de pobre.

Pero si llega a los 60 y persiste en sus ideas... es porque nunca entendió nada.

Saludos y que magnifica historia.

Sixpence Notthewiser dijo...

El unico problema que le encuentro a la nostaliga es que nos la creemos. Cuando nos doblegamos a la aculturacion, no hay otra manera de soportar la noria... pero en fin, cuando no hay de mas...
Pero por otro lado, esos recuerdos te llegan sin compasion y son tan fuertes como los olores, que te remontan sin querer a momentos que no has podido borrar... por mas que has querido.
Y si, nada como las tardes de Junio...

Rico leerte.

XOXO

marichuy dijo...

Gustavo

Un placer leerte.

Leyendo la historia de Gustavo, me hiciste regresar a la mía. Todos formamos parte del Sistema; lo triste es que bien a bien, no sabemos cuál es ese mentado Sistema. En Nápoles, a la camorra napolitana se le lama justamente así: "El Sistema".

Un abrazo y mil gracias por tu visita mi blog

Milo Gasa dijo...

Mi Sr. Gus, creo que es mejor guardar las opiniones porque yo he vivido toda la vida en la jaulita de oro de la U privada, jaulita que me persigue hasta el día de hoy, pero una cosa es muy clara: más fácil se vuelve fachoso un mamertoso que al contrario... para la muestra el Sr. Gasa sr. que SÍ tiró piedras, SÍ quemó buses, SÍ se echó leche en los ojos para el gas lacrimógeno y ahora disfruta - aunque holgadamente - de los beneficios del capitalismo.

Un abrazote.

Potter dijo...

El sistema es lo que somos. Modifica nuestro comportamiento y nuestra forma de ver la vida. Cuando confrontamos lo que fuimos y sentimos, con lo que somos y vivimos siempre habrán lindas discrepancias. Me sorprende que Gustavo aceleré el paso para escuchar una conversación, jaja yo también lo hago. A uno le puede despertar interés las evoluciones que tenemos dentro de los sistemas, pero no te ha pasado que una de las peores referencias con los sistemas es:
“Disculpe Sr., se cayó el sistema”
A mí también siempre me pasa la magia de la Mitad del Año. Pero esté año ha sido Increíble, sin precedentes.
Nuevamente Un placer leerle, un exquisito placer.
Un abrazo

tnf25 dijo...

El famoso “Sistema” creo que fui de los pocos a los cuales el sistema les gusto desde siempre, será porque fui de los privilegiados en el, hoy día tengo esas visiones, con lo que llevo puesto mas los “gadgets” que me monto es posible pagar si no toda una carrera si algún semestre, pero no me río, siento esa gana de ayudar a alguien pero ha ocurrido que a quien deseo ayudar no quiere ayuda, pero bueno eso ya es otro tema…el sistema para mi es el de dar tanto como se recibe, y funciona.

Dark Angel dijo...

Hablaba con Cesar el del cóctel, sobre los mismos letreros, las mismas canciones, las mismas consignas lanzadas por siempre. Quizás la revolución necesita una revolución interna.
Empiezo en agosto en el mismo lugar... ya tendré mucho que contar de este escenario.
Besos desde mi lejana galaxia

alejandrojohn40 dijo...

Señor Gustavo Puntila:

¡Ja!, tiene Usted ¨TODA LA RAZÓN¨ y le cabe Derecho:

De esos reaccionarios, revolucionarios, si que existen en la Javeriana, a pesar de ser Hijos de Papi, eran militantes de algún grupo de izquierda que perseguía llevar al concejo de Bogotá, a algún estudiante de fina oratoria y exquisito matiz en su voz, pero todo un perfecto habla mierda, y ahí estaba metido yo, en el comité de aplausos; aunque lo hacíamos más por diversión que por convicción.

Las correrías políticas, de acompañar ¨Al Candidato por Todos los Barrios¨, los sábados en la tarde, eran toda una verdadera rumba, paseo, comida, sexo y trago, a costillas del pueblo, de la Junta de Acción comunal de cada barrio, que nos recibían con los brazos abiertos, porque creían que ahí llegaban los ¨Robin Hood Javerianos¨, que los iban a sacar del atraso, el hambre y de soportar años de necesidades básicas insatisfechas.

Y claro, esos candidatos, hoy no conocen a nadie, montados en sus lujosos carros, no caben en sus ropas y no salen del Country Club, parque de la 93 y fines de semana, de compras en Miami.

Ese, ese es el verdadero ¨Sistema OPERATIVO¨, ahora también me estoy dando cuenta que a ese, quisiéramos pertenecer todos.

Buen cuento y muy buena reflexión ¨Política¨, My Lord.

Luis Contreras dijo...

Las cosas de la Universidad Publica, lo mismo me sucede cuando paso por mi Alma Matter de vez en cuando...cual de vez en cuando si ahora soy profesor alla y me la paso metido todo el dia, a ratos pareciera que la vida egira y gira y el sistema (¿Es cierto, cual sistema?) nos absorbe a unos mientras expulsa a otros en sus freneticas vueltas....sera cosa de la fuerza centrifuga?

NewSaint73 dijo...

Umm pues el sistema se les cambia cuando comienzan a llenárseles los bolsillos con el muy mal visto metalico capitalista...aunque no pase por escuela publica, si respeto lo que dicen mas no lo que hacen, cada vez que acaban con lo que hay, para que los escuchen, mala cosa.

Y la mitad del año tiene muuucho relax...y claro puentes...